Ministro de Educación Andrés Navarro asegura que la Revolución Educativa está generando desarrollo local


El ministro de Educación, Andrés Navarro, afirmó que la política pública denominada revolución educativa se desarrolla a nivel nacional con un notable impacto social y económico en la gente, ya que está dirigida fundamentalmente a mejorar la calidad de los aprendizajes de los estudiantes, la capacitación de los docentes y, lateralmente, genera oportunidades de desarrollo para los micro-empresarios, a través de la Jornada Escolar Extendida.

Navarro precisó que la iniciativa impulsada por el presidente Danilo Medina muestra día a día su efectividad como política pública social, sostenible e institucionalmente confiable, además de tocar el concepto de la inclusión con estricto apego al respeto de los derechos humanos.


Enfatizó que para que una política pública pueda ser sostenible en una sociedad como esta, debe ser institucionalmente legal, técnicamente confiable, económicamente financiable y socialmente legítima, pero que además, para ser efectiva requiere generar un impacto positivo central y también colateral.

El funcionario habló en estos términos al participar como orador invitado en la conferencia magistral “La Revolución Educativa y su Impacto Inmediato en el Desarrollo Local”, ofrecida en la sede del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), a propósito del 56 aniversario de ese gremio profesional.

Navarro dijo que la revolución educativa cumple a cabalidad con las condicionantes de legalidad, sostenibilidad, legitimidad e incidencia en el desarrollo de la población, por sus efectos positivos a nivel central y colateral en cada una de las comunidades.

Destacó que el impacto central de la revolución educativa es alcanzar mejoras en los aprendizajes de los todos los estudiantes sin excepción, “pues envuelve una decidida voluntad del presidente Danilo Medina para que nadie se quede fuera de las aulas, pero colateralmente ha beneficiado en lo económico a una serie de sectores que antes no eran tocados, como profesionales, las microempresas y a las comunidades más vulnerables”.

Navarro puso de ejemplo que un impacto fue la decisión del presidente Medina, de que los contratos para construir las nuevas escuelas se hicieran por sorteos y no por las tradicionales licitaciones, realidad que ha permitido que las obras lleguen a los micro-empresarios.

“Este programa, en vez de estar concentrado en cinco o diez grandes empresas de la construcción a través de licitaciones tradicionales, se distribuye de manera equitativa, basado en el criterio del azar entre 1,922 profesionales de la ingeniería y la arquitectura vinculados a la construcción, en una iniciativa sin precedente en la historia de la nación”, aseveró Navarro.

Aclaró que si bien el centro de la revolución educativa es la mejora de la calidad de los aprendizajes y la capacitación continua de los docentes, “también ha tenido en cuenta a los profesionales de la construcción que buscan su desarrollo desde sus pequeñas empresas, lo que ha arrojado un impacto positivo y extraordinario como decisión de política pública”.

Expuso que los ingenieros y los arquitectos que participan en los sorteos de obras de distintas provincias, contratan a los obreros de las mismas comunidades donde se construirán las escuelas, lo que representa un impacto económico extraordinario que todavía no se ha medido en su justa dimensión.

Fuente. Pagina del Minerd

Publicar un comentario

0 Comentarios