SANTO DOMINGO. 
El incremento de los robos en los que se utiliza la sustancia popularmente conocida como la burundanga o escopolamina mantiene preocupada a la población y ha generado que las autoridades abran una investigación.

El hecho más reciente de utilización de la burundanga es el de tres médicos residentes de primer año en el hospital Salvador B. Gautier, Distrito Nacional, la mañana del pasado sábado.


Las víctimas fueron entrevistadas ayer por una comisión designada por la Policía Nacional para investigar ese hecho y dar seguimiento a los otros casos denunciados.

Según informó el vocero de la Policía Nacional, Frank Félix Durán Mejía, los comisionados son los coroneles Guillermo Pérez Hubiera y Rafael Cabrera Sarita, este último comandante del Departamento de Homicidios de la institución.

Para tratar los casos, se trabaja en la articulación de una mesa de trabajo interinstitucional que encabece la Policía Nacional y que integre a la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud y a la Dirección Nacional de Control de Drogas.
Fuente:diariolibre.com

Publicar un comentario

0 Comentarios